logo

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Jueves, 08 Febrero 2018 13:08

EDITORIAL DEL MES: Febrero de 2018

Hace unos doce meses que VERANO 1993 de Carla Simón fue premiada en la Berlinale. Un año más tarde, acaba de ganar ni más ni menos que tres Premios Goya, entre ellos el de mejor dirección novel. El palmarés de la película es impresionante. Nosotros desde el Programa MEDIA nos alegramos naturalmente muchísimo, y no sin una pizca de egoísmo y vanidad, ya que ahora nos sentimos legitimados para referirnos a este largometraje como un ejemplo de “película MEDIA total”, por decirlo así.

VERANO 1993 ha recibido el impulso de los apoyos de MEDIA en tres niveles: ayuda al desarrollo, participación en talleres apoyados por MEDIA y distribución internacional con apoyo de MEDIA. Está claro que Carla Simón hubiera sido perfectamente capaz de hacer una buena película sin el Programa MEDIA, porque tiene talento, paciencia, pasión y persistencia. Y porque estaba rodeada de compañeros de viaje que también hubieran conseguido sacar adelante la película sin nuestro apoyo. Pero, eso sí, los procesos hubieran sido un poco diferentes, o mucho.

A veces comparo el Programa MEDIA con una caja de herramientas. En teoría, con una buena caja de herramientas, se puede construir una casa. Sería más complicado construir una casa sin este apoyo. Quien lo dude, que se ponga a poner un clavo en la pared sin martillo. Es posible, pero no recomendable. Puede doler, el clavo se puede torcer y la pared se puede estropear. Un albañil seguro que lo conseguiría, pero un buen profesional de ese campo también sabe lo útil que es un buen martillo. Alguien que no se dedica profesionalmente a ello, no conseguiría posiblemente poner un clavo a la primera, aunque disponga de un buen martillo, sin antes torcer unos cuantos clavitos y lastimarse los dedos. Se podrían dar más ejemplos inspirados en la construcción o en la decoración de una casa, pero dejémoslo. A lo que voy es que con el Programa MEDIA sucede algo parecido. Cuando la caja de herramientas la utilizan profesionales con talento, ambición, visión, fuerza de voluntad, ganas de conquista y otros valores así como con las capacidades necesarias para sobrevivir o prosperar en esta industria, entonces se puede ver desde un principio y claramente la eficacia del Programa.

No todos somos profesionales de largo recorrido o con un talento sobresaliente a primera vista, pero teniendo a MEDIA como caja de herramientas, nuestras posibilidades aumentan. Gracias a MEDIA uno puede disponer de manuales, informes, bases de datos, portales de información y mucho más -incluyendo en ello el apoyo de las propias Oficinas MEDIA en Madrid, Barcelona, Sevilla y San Sebastián así como el de otras muchas en Europa- que sirven de orientación y fuente de inspiración.

Recomendamos participar en talleres para actualizar los conocimientos y ampliar la agenda de contactos. Y con los proyectos resultantes es posible aspirar a una serie de ayudas económicas que son un apoyo más para la conquista de los festivales y los mercados. Podemos construir la casa y vivir en ella sin que el techo se nos caiga encima.

En 2018 Berlín seguirá otorgando fama y premios a películas de todo el mundo. Algunas de ellas son beneficiarias de MEDIA. En todo caso, allí estaremos nosotros.

El lunes 19 de febrero celebraremos el European Film Forum. Durante este evento se debatirán cuestiones muy interesantes, como podéis ver en el programa que publicamos en el boletín de febrero. Es una buena oportunidad para hacer networking y, a su vez, una de las herramientas que ofrece el Programa MEDIA.

Saludos cordiales,

Peter Andermatt
Director Oficina MEDIA España

NUESTROS PATRONOS