logo

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Sí, acepto el tratamiento de mis datos

Al hacer click en el botón, Usted presta el consentimiento para que sus datos sean tratados por OFICINA MEDIA ESPAÑA con la siguiente finalidad: Resolver las cuestiones que nos plantee; Remitir boletín, e información relacionada con los fines de OFICINA MEDIA ESPAÑA.

OFICINA MEDIA ESPAÑA no cede datos personales a terceros, salvo obligación legal, ni realizará transferencias de datos internacionales. En cualquier momento podrá revocar el consentimiento prestado y ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, supresión o derecho al olvido, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de datos, dirigiendo comunicación escrita, acompañada de fotocopia del DNI en vigor u otro documento en vigor acreditativo de su identidad, a la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. En todo caso, podrá ampliar la información en materia de protección de datos en nuestra política de privacidad.

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Sí, acepto el tratamiento de mis datos

Al hacer click en el botón, Usted presta el consentimiento para que sus datos sean tratados por OFICINA MEDIA ESPAÑA con la siguiente finalidad: Resolver las cuestiones que nos plantee; Remitir boletín, e información relacionada con los fines de OFICINA MEDIA ESPAÑA.

OFICINA MEDIA ESPAÑA no cede datos personales a terceros, salvo obligación legal, ni realizará transferencias de datos internacionales. En cualquier momento podrá revocar el consentimiento prestado y ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, supresión o derecho al olvido, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de datos, dirigiendo comunicación escrita, acompañada de fotocopia del DNI en vigor u otro documento en vigor acreditativo de su identidad, a la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. En todo caso, podrá ampliar la información en materia de protección de datos en nuestra política de privacidad.

Martes, 06 Octubre 2020 14:00

EDITORIAL DEL MES: Octubre de 2020

La vuelta a la nueva normalidad

En mi opinión, lo de la “nueva normalidad” es una paradoja. Lo normal suele ser todo menos nuevo. De todos modos, últimamente se ha hablado mucho de este término, por teléfono, por videoconferencia y, por fin, en directo en reuniones presenciales. La vuelta al Festival de San Sebastián ha sido verdaderamente curativa para los que hemos tenido el gusto de desplazarnos hasta la Concha, pasando de lo virtual a lo presencial. Volver a encontrarse con las caras conocidas fue genial, a pesar de las mascarillas. Además, volver a compartir las sesiones de cine con el público fue mágico. Es preferible la nueva normalidad al confinamiento, al Estado de Alarma y a la desolación que va con ello. En eso todos estuvimos de acuerdo. El mundo no se acaba, el cine vive y los que trabajamos en esto seguimos luchando.

Para mí fue muy interesante poder reunirme con distintos representantes de la industria: instituciones, productores, distribuidores, etc. Cada uno de ellos/as viven una nueva normalidad bien distinta, desde lo dramático hasta lo regular, la verdad. Son pocos los que no están en una situación difícil. Está claro que la crisis del Covid-19 se ensaña mucho con nuestro sector. Las teorías son muchas. Algunos opinan que se trata de un proceso de aceleración, y que todos los cambios que se imponen de forma drástica iban a ocurrir de todas formas. Otros auguran una transformación todavía más radical y unos últimos piensan que todo volverá a ser como antes. Nadie sabe que sucederá con certeza, pero lo que parece evidente es que seguimos siendo los tripulantes del mismo barco. Y el barco, aunque en aguas revueltas, todavía está lejos de hundirse. Me refiero a la industria en su conjunto y a nivel internacional.

En el European Film Forum de MEDIA que se celebró con motivo del Festival de San Sebastián se debatieron una serie de ideas que podrían contribuir a sanear y a refundar nuestras industrias culturales. Ideas que hace algunos años, los años de la “normalidad”, hubieran resultado demasiado atrevidas, pero que quizás en el contexto de la “nueva normalidad” se tienen que examinar e incluso aplicar sin miramientos y lo más rápido posible. Se notó mucha voluntad de adaptación por parte de los que van a tomar decisiones importantes en los próximos meses, empezando por la propia Comisión Europea y por nuestro Instituto de Cine. Ahora estamos todos a la expectativa de ver qué medidas se van a poder tomar en beneficio de todos. Las instituciones europeas y nacionales no pueden hacer milagros, pero desempeñarán una función importante. Desde ahora están haciendo gala de generosidad en distintos frentes, adoptando flexibilidad y activando fondos que antes no estaban disponibles. Las empresas que trabajan en un mercado cada vez más libre y globalizado, con los integrantes de toda la cadena de valor, también tienen un peso y una responsabilidad muy grande, y no pueden quedarse cortas a la hora de ser dadivosas y solidarias.

Los que han vuelto al cine desde que las salas volvieron a abrir han podido comprobar que realmente sigue siendo una actividad de ocio muy atractiva, y que los riesgos de contagio por el virus parecen bastante bajos. Las salas realizan un esfuerzo muy grande a la hora de crear un entorno seguro. Está bien que la gente lo sepa, pero no es suficiente. Faltan películas nuevas y potentes para atraer al público a los cines. Hay grandes largometrajes cuyos estrenos se van posponiendo, por razones obvias. A nadie le puede gustar estrenar una película en condiciones adversas, sabiendo que va a ganar un tercio de lo previsto. Sin embargo, si las salas cierran por falta de público, ¿qué pasara? ¿dónde pondrán las películas que van a lanzar con tanto retraso? Hay que mantener el sistema, entre todos, aunque sea haciendo un esfuerzo, asumiendo incluso sacrificios. Lo que no puede ser es que se rompa la cadena de valor y nos deje en una situación de fallo de sistema a medio o a largo plazo. A veces es mejor ganar durante un tiempo un 30%, para luego ir remontando en la medida que se vuelva a la normalidad. Cualquiera que alguna vez haya tenido que apretarse el cinturón, lo sabe. Lo que no puede ser es la nada, “el cero patatero”, porque si esto ocurre y dura demasiado, todo es posible, incluso el hundimiento del barco.

El nivel de las películas que se estrenaron en San Sebastián fue muy alto. El público las disfrutó muchísimo y las críticas fueron también muy positivas. Ha quedo claro en Cannes, en Venecia y ahora en San Sebastián que el cine europeo que se produce es de muy buena calidad. Lo que falla todavía es la promoción. Debemos de apostar por nuestro cine a la hora de venderlo. Esto no solo significa hacer películas con presupuestos adecuados, sino también invertir mucho dinero en el marketing y en la distribución. Ahora las salas pueden estar vacías, y no podemos rellenarlas con nuestras películas. ¿Por qué? Dentro de poco, el cine británico dejará de ser europeo, algo que no solamente afectará a las salas, sino también a las plataformas y a las cadenas de televisión que tienen la necesidad de programar contenido europeo independiente. ¿Quiénes van a rellenar este hueco? La oportunidad nos es brindada a nosotros, a España y los demás países europeos. Son dos circunstancias que requieren de una reacción rápida y contundente por parte de nuestro sector en su conjunto.

El Programa MEDIA seguirá siendo un socio clave a la hora de tratar de reajustar el mercado en función de nuestros intereses como continente que defiende y celebra su diversidad cultural. Estamos hablando con las instituciones nacionales y regionales para que nuestras líneas de apoyo individuales estén alineadas de la mejor manera posible. Solamente si conseguimos sintonizar las acciones haciendo un esfuerzo bien coordinado, podemos vencer esta crisis y crear un futuro sostenible para nuestras industrias audiovisuales.

Estamos en tiempos dramáticos y nada parece normal, ni siquiera la “nueva normalidad”. Es difícil saber qué pasará mañana, pero sí parece que estamos en una racha de mucha incertidumbre que puede durar más de lo que nos guste. Quizás sea un buen momento para recordar un pensamiento de Victor Hugo, que decía: “El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad.”

Muchos ánimos y saludos cordiales,

Peter Andermatt

Director Oficina MEDIA España

NUESTROS PATRONOS